miércoles, 17 de marzo de 2021

Modificado el reglamento para que ningún niño se quede sin participar en la Beata de Valldemossa

 La Festa de la Beata cuenta desde este año con un nuevo reglamento sobre la elección de los personajes que participan en el desfile del Carro Triomfal. El pleno del pasado 8 de marzo aprobó la nueva normativa para garantizar a los pequeños que el año pasado no pudieron participar su inclusión en el próximo. De esta manera se aseguran que ningún niño o niña pueda quedar excluído de participar en la tradicional cabalgata.

El Ajuntament de Valldemossa confía en que en este 2021 puedan celebrar con «relativa normalidad» su fiesta grande que tiene lugar cada año el 28 de julio, pero que en 2020 se suspendió a causa de la pandemia.











En lo que respecta al reglamento recién modificado, resalta especialmente el cambio en las edades de los pequeños, que se incrementa en todos los apartados en un año. Así, los angelets podrán tener cuatro años y en el caso de que el número de solicitudes sea inferior al de puestos disponibles en el Carro, se podrá elegir a niños y niñas que cumplan los tres años en 2021, sin que por ello pierdan la oportunidad de participar al año siguiente; la Beateta pasará de seis a siete años de edad (con una antigüedad mínima de cinco años de residencia en el municipio) y las hereves, tanto la Hereva Major como sus Damas, pasan de 12 a 13 años.

El objetivo prioritario de este cambio de edad es garantizar que ningún pequeño se quede sin su oportunidad de participar en la fiesta tras la suspensión del pasado año. Así mismo, todas las solicitudes que se presentaron en 2020 siguen siendo vigentes para el año en curso. Como de costumbre, los puestos en el Carro Triomfal y la designación de papeles se realizarán por sorteo.

Según el regidor de Fiestas, Jaume Mayol, la Beata estará adaptada a la pandemia de la COVID-19 y al estado en que se encuentre en el momento de celebrarse, aunque se contemplan todos los escenarios posibles. «La idea es que este año haya fiesta y que el Carro pueda recorrer el pueblo» añadió Mayol. Para ello se controlarán aforos en todos los puntos del itinerario, especialmente en el delicado momento de la organización del Carro, cuando más personas, especialmente los padres de los niños y niñas participantes, pueden concentrarse en torno a este.

Mayol también comunicó a este diario que adaptaciones similares de aforo y control se realizarán también en las demás fiestas del municipio, con el objetivo de que todas se celebren con la mayor normalidad posible dentro del cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes en cada momento. El origen de la Festa de la Beata se remonta al siglo XIX y el pleno municipal solicitó al Consell su declaración como Fiesta de Interés Cultural en 2019.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Escribe aquí tu mensaje